¿Es el Teletrabajo la última frontera de la Globalización?

El mundo está cambiando a toda velocidad.

El teletrabajo hace que no sea necesaria nuestra presencia física en la empresa, pero sus efectos van mucho más allá.

Gracias a la tecnología es posible acceder a ofertas de trabajo de todo el mundo sin moverse de casa; y el mejor talento está al alcance de las compañías, sin importar dónde se encuentre el trabajador.

Teletrabajar nos ha llevado a un punto en el que la promesa de poder viajar a cualquier lugar más rápido cae en saco roto (al menos a nivel profesional). Las distancias físicas son todavía grandes pero, ¿y si ya no necesitamos desplazarnos? ¿Puede afectar al conjunto de la sociedad?

Si podemos optar a posiciones en cualquier lugar del mundo y vivir allá donde queramos ¿Tiene sentido hablar de fronteras? ¿Estamos camino de vivir en un mundo completamente globalizado?

Artículos Relacionados

10 Empresas Robotica

10 Empresas de Robótica Que Cambiarán el Mundo

Muchas han sido las películas y novelas que han abordado el tema de la robótica desde el género de la ciencia ficción pero, ¿Y si ya no podemos hablar de ciencia ficción?

La tecnología ha ido reduciendo distancias y haciendo las fronteras más y más pequeñas.

¿Es el teletrabajo la última frontera de la globalización?

Vivimos en mundo semiglobalizado

Hace tiempo tuve la oportunidad de leer un libro sobre la globalización que cambió mi perspectiva sobre este asunto.

Creía que la globalización era una realidad y que las fronteras habían desaparecido. Pankaj Ghemawat, con su libro, me convenció de que estaba equivocado. Aun quedaba mucho por delante.

En Mundo 3.0 (cómo se titula su libro) explica detalladamente porqué todavía estamos lejos de poder hablar de un mundo globalizado.

Resumiendo mucho, argumenta que a pesar de que contemos con los medios y la tecnología para estar en contacto con cualquier persona del mundo en segundos, nuestras interacciones son mayoritariamente dentro de nuestras fronteras: hablamos con quien compartimos nuestro día a día.

Nos pone entre otros el ejemplo de las llamadas telefónicas. En este mundo “globalizado” tan sólo un 2% son llamadas internacionales.

Seguramente los datos que aparecían en el libro no estén actualizados y hayan variado (ya han pasado casi 10 años, y el mundo avanza muy rápido), sin embargo el concepto de semiglobalización sigue vigente a fecha de hoy.

La globalización es un proceso. Poco a poco los avances tecnológicos y la interacción entre culturas van limando esas diferencias, pero aun queda mucho camino por recorrer.

¿Será el teletrabajo lo que termine por hacer de la globalización una realidad?

El Teletrabajo y la Globalización

El mercado de trabajo del futuro estará deslocalizado, y ello va a tener efectos transformadores a nivel mundial. Puede que mucho mayores de lo que pensamos.

Uno consecuencia será la de la homogeneización de los salarios a nivel mundial.

Piénsalo bien, si las empresas pueden contratar a cualquier persona, en cualquier lugar del mundo, es lógico pensar que, poco a poco y con el objetivo de reducir costes, se tenderá a contratar a quien mejor haga las cosas por el menor precio posible: en cualquier lugar del mundo.

No pienses que estoy yendo demasiado lejos. Ya existen muchos emprendedores y empresarios que contratan a freelancers en cualquier parte del mundo. Fiverr o Upwork entre otras plataformas online, permiten contratar servicios de profesionales sin importan dónde estén.

Es solo cuestión de tiempo que esta práctica se normalice.

En la otra cara de la moneda, si todo el mundo puede acceder a los mismos puestos de trabajo desde cualquier lugar, es lógico pensar que las personas se mudarán a aquellos lugares en los que puedan tener una mejor calidad de vida.

¿Puede provocar el teletrabajo un éxodo masivo desde grandes ciudades como Nueva York, Londres, o Madrid hacia zonas rurales?

Photo by Roberto Lee Cortes from Pexels

Cómo decía, es razonable pensar que puesto que históricamente la población empezó a concentrarse en las ciudades por la mayor oferta de puestos de trabajo que estas ofrecían, ahora que ya no será necesario vivir en grandes núcleos urbanos, las personas (al menos en parte) volveremos a zonas rurales.

Un indicio de este nuevo escenario es el reciente anuncio de Rastreator en Madrid. Tras la exitosa puesta en marcha del teletrabajo forzado como consecuencia de la pandemia, la empresa ha decidido que el 100% de sus trabajadores podrán desarrollar su trabajo desde donde prefieran de ahora en adelante.

Según dicen, de esta forma podrán acceder al talento de todo el territorio y que sus empleados puedan vivir en poblaciones cercanas a Madrid sin tener que desplazarse todos los días hasta la ciudad.

Artículos Relacionados

Teletrabajo, ciudades y el mundo rural

Si se diera lo mismo en un gran número de empresas, ciudades y mundo rural pueden entrar en un proceso de transformación sin precedentes.

Por un lado las ciudades perderían población. Lo que provocaría que se reduciese la emisión de Co2 al haber menos concentración de personas desplazándose, y que cayera la demanda de vivienda (y por tanto, haciéndola accesible a un mayor número de personas).

En el polo opuesto, las zonas rurales que han ido perdiendo población progresivamente, volverían a estar pobladas. Se crearían nuevos servicios y puestos de trabajo derivados de esta migración, y volverían a ser centro de creación de riqueza y bienestar.

Habrá mucha gente que migrará a zonas rurales por motivos económicos, mientras que otros lo harán para estar más cerca de la naturaleza y en búsqueda de una mayor calidad de vida.

Photo by Christian Heitz from Pexels

Teletrabajar es la mayor revolución para luchar contra la despoblación de las zonas rurales.

Proyectos como Starlink (también está detrás Ellon Musk) prometen llevar conexión a internet a cualquier lugar del mundo mediante una red de más de 1.600 satélites para 2021, por lo que ya no habrá problemas de conectividad en ningún rincón del planeta.

Artículos Relacionados

Te estarás preguntando ¿Qué tiene que ver todo esto con la globalización?

Pues bien, hasta ahora hemos hablado de cómo pueden cambiar las ciudades, y el mundo rural. Ahora imagina este escenario a nivel global. Que puedas ganarte la vida trabajando desde cualquier país.

Ya no importará dónde nazcas, sólo tus preferencias. Si quieres vivir cerca de tu familia, en plena naturaleza, o vivir en áreas con una mayor oferta cultural: será tu decisión.

Quizás elijas dónde vivir y trabajar por el clima, la seguridad, por la honestidad de los políticos que gobiernan un determinado país o, porqué no, porque quieres pagar menos impuestos.

Cada uno decidirá qué prefiere, y seguro que esto termina por hacer del mundo un lugar con las fronteras más diluidas.

Puede que en no mucho tiempo el papel de captar talento no sea exclusivo de las empresas sino compartido con los gobiernos (de esto hablaremos otro día en más detalle).

En definitiva el teletrabajo nos hace más libres. Libres de poder escoger con quién trabajamos, y dónde y cómo vivimos, y en consecuencia que también que exista una menor diferenciación entre las gentes que habitan cada país.

¿Provocará el teletrabajo que hablemos de un mundo Globalizado?

Posiblemente el teletrabajo no sea la última frontera de la globalización. La legislación de los países y la cultura siguen marcando las distancias, pero a pesar de ello las fronteras físicas, podrían estar viviendo sus últimos días (al menos en el mundo laboral).

Este nuevo paso adelante de la globalización, unido a la revolución digital, traerán una nueva era de prosperidad para la humanidad.

Puede que sea dificil verlo con claridad; son demasiados los cambios que estamos viviendo para asimilarlos fácilmente, pero la tecnología y el teletrabajo pueden, sin duda, hacer del mundo un lugar mejor y más unido que nunca.

¿Tu qué opinas? ¿Crees que la globalización está cada vez más cerca?

¡Que tengas un buen día! y si te ha gustado compártelo; siempre es un buen momento para Cuidar tu Marca Personal.

¿Es el Teletrabajo la última frontera de la Globalización?

Si te gusta nuestro trabajo puedes invitarnos a un café

Se está procesando…
¡Bien! Ya estás en la lista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s