Las 3 formas de reducir el estrés por el teletrabajo

Trabajar desde casa puede ser un desafío. Interactuar con tu equipo o con tus clientes a distancia, atender de tu hogar, evitar distracciones… Todo ello provoca que nuestros niveles de estrés aumenten, y que acabemos pensando que el trabajo a distancia nos está haciendo la vida más dificil.

Podemos hacer que el teletrabajo sea una experiencia de lo más agradable, y para ello vamos a darte las claves que te ayudarán a tener el control de tu jornada laboral y en consecuencia, a reducir el estrés.

Cuando asociamos el término estrés al mundo laboral, lo hacemos principalmente para referirnos al estrés que se produce en un entorno de trabajo derivado del desequilibrio entre la exigencia laboral y la disponibilidad de recursos para llevarla a cabo, es decir, cuando nos es complicado alcanzar nuestros objetivos.

El estrés afecta a nuestra salud, a nuestro rendimiento, y a nuestra creatividad. Es el enemigo número uno de la oficina, y si le dejamos, también se convertirá en el mayor enemigo del teletrabajador.

¿Cómo podemos reducir el estrés derivado del teletrabajo?

A continuación te presentamos las 3 vías principales para reducir el estrés en nuestro día a día cuando trabajamos fuera de la oficina:

1- Organizar el tiempo y establecer una rutina:

  1. NO TRABAJES MÁS DE LA CUENTA: Trabajar desde casa puede tentarnos o incluso hacernos sentir obligados a trabajar más horas. Hemos de procurar, dentro de lo posible, no aumentar el número de horas de trabajo realizadas. Hay que aprender a ponerse límites, y definir y cumplir con nuestros objetivos dentro de nuestro horario.
  2. NO IMPROVISES. ORGANÍZATE Y PLANIFICA: una de los mayores errores que podemos cometer cuando trabajamos desde casa es improvisar. Conectarse por la mañana, empezar a responder emails, e ir haciendo sobre la marcha es darle el rumbo de nuestra vida a nuestro trabajo. Si no definimos nuestros objetivos corremos el peligro de ir saltando de tarea continuamente. Para teletrabajar con éxito, ser proactivo es incluso más importante de lo que ya lo era antes.
  3. RESPETA TUS HORARIOS: La flexibilidad que tenemos cuando trabajamos fuera de la oficina puede jugar a nuestro favor o en nuestra contra. Hemos de hacer todo lo que esté en nuestras manos por amoldar nuestros horarios a nuestra vida, e intentar no saltarnos lo que hayamos planificado.
  4. REALIZA PAUSAS: Evita trabajar demasiadas horas seguidas. Cada cierto tiempo tienes que darle un respiro a tu cerebro para ser productivo. Una de las grandes ventajas del teletrabajo es que puedes aprovechar la flexibilidad para intercalar actividades de tu vida personal con la jornada laboral.
Photo by Andrew Neel from Pexels

Artículos relacionados

La Importancia de la Rutina Cuando se Trabaja Desde Casa

Evita que la comodidad del hogar, o el calor del verano te pare.

2-“Tu oficina” en cualquier lugar

Otra de las claves es preparar el entorno de trabajo. No hay nada más estresante que intentar trabajar, y que la conexión a internet falle o sea insuficiente; o que intentemos concentrarnos y nos interrumpan una y otra vez.

Photo by Daria Shevtsova from Pexels

Para evitar estos problemas te proponemos lo siguiente:

  1. PREPARA ANTES TODO LO QUE NECESITES: Cada persona tiene sus costumbres. Acuérdate de llevar contigo todo lo que necesites para trabajar (sobre todo cuando escojas como lugar de trabajo una cafetería, o cualquier otro espacio fuera de tu hogar). Asegúrate también de tener una buena conexión a internet: no hay nada más molesto que perder la cobertura en medio de una videollamada importante.
  2. CUIDA TU ESPACIO: Escoger y preparar nuestra “oficina” en casa (o en cualquier otro lugar) es esencial para un buen aprovechamiento de nuestro tiempo. Cuando se trabaja desde casa lo ideal es buscar un rincón donde no haya mucho movimiento, estemos tranquilos y podamos concentrarnos. De hecho lo ideal sería que pudieras dedicar un espacio en exclusiva a tu trabajo. Si en casa no te puedes concentrar siempre puedes buscar alternativas como espacios de trabajo compartido (coworking), cafeterías, o la biblioteca pública más cercana.
  3. ESTABLECE LÍMITES: Muchos de nosotros convivimos con nuestra pareja, familiares, hijos o compañeros de piso. Para evitar distracciones lo mejor que podemos hacer es dejar claro a las personas con las que convives cómo vas a organizar tu jornada laboral, y explica la dinámica que vas a seguir para teletrabajar.

Artículos relacionados

3-No olvidarse de uno mismo: lo más importante para lidiar con el estrés

Recuerda que tu prioridad eres tú. Un estilo de vida saludable y equilibrado es importante trabajes desde casa, o desde donde sea:

  1. RESERVA TIEMPO PARA TÍ: Evita que el trabajo absorba tu vida personal. Teletrabajar te permite incorporar a nuestra rutina aspectos de nuestra vida personal: no ha venido a invadir tu vida personal, sino a hacerte la vida más fácil.
  2. NO TE AISLES: Uno de los peligros del teletrabajo es la soledad. Trabajar a distancia no significa tomar distancia. Sigue relacionándote con tus amigos, familiares, y compañeros de trabajo.
  3. HAZ EJERCICIO: Dar un paseo antes de empezar a trabajar, correr, ir al gimnasio, hacer yoga… elige tu actividad favorita y muévete. No hay nada mejor que el ejercicio físico para gestionar el estrés. Trabajar desde casa, no es quedarse en casa.
  4. CUIDA TU ALIMENTACIÓN Y MANTENTE HIDRATADO: El teletrabajo nos ofrece la oportunidad de cuidar nuestra dieta, pero también puede provocar que hagamos continuos viajes a la nevera. Tener como objetivo mantener una buena alimentación y mantenernos hidratados es esencial para un óptimo funcionamiento de nuestro cerebro.
  5. DESCANSA: Cuando nos excedemos, el agotamiento termina por hacernos menos productivos. Para mantener unos buenos niveles de energía es imprescindible descansar. De vez en cuando hay que parar a tomar un café.

Trabajar desde casa te hace posible disfrutar de más tiempo libre. Dedica un espacio cada día a disfrutar de lo que más te gusta, de tus amistades o de tu familia. Aprende a desconectar.

Lo que está en nuestras manos

Es cierto que algunos factores estresantes no dependen de nosotros. Es posible que el teletrabajo forzado haya provocado un cierto caos en los proyectos , que las horas de trabajo hayan aumentado, o que todavía sea complicado trabajar desde casa por diversos motivos.

(Pronto hablaremos de cómo gestionar equipos a distancia para reducir los niveles de estrés de tu equipo)

Puede que no todo esté en nuestras manos, pero no dejemos a un lado aquello que podamos poner de nuestra parte.

El estrés es como la mayoría de los males que nos afectan: discreto en su llegada, e impasible a largo plazo. Es importante que hagamos todo lo posible para que el estrés no se apodere de nosotros.

El teletrabajo puede ser una experiencia de lo más agradable, sólo necesitamos tiempo para adaptarnos y tomar la iniciativa.

¿Cómo estás siendo tu experiencia con el teletrabajo? ¿Estás de acuerdo con nosotros? ¿Qué aspectos crees que deben mejorar? Comparte con nosotros cualquier duda en comentarios, o suscríbete para recibir el mejor contenido de nuestra página cada mes.

¡Que tengas un buen día y si te ha gustado compártelo!

3 Formas de reducir el estrés por el Teletrabajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s