¿Próspero? Año 2021

Deseamos que 2021 sea un año próspero para todos. Ya no quedo mucho más que añadir respecto de 2020: un año para olvidar. O para no olvidar y tener muy presentes las lecciones que nos ha dejado de cara a los retos que, seguro, nos deparará el futuro.

Han sido muchas las dificultades durante este año. De diversa naturaleza y profundidad. Cada uno ha sufrido esta situación a su manera. Una situación que nos ha hecho desear que llegara el final de este año como si, por arte de magia, 2021 fuera a traernos la solución a todos nuestros problemas.

Durante todo el año, y sobre todo en estas últimas fechas, no han cesado los anuncios optimistas y esperanzadores, los titulares sensacionalistas y una falsa normalidad vestida de prosperidad y buenas intenciones.

Lo más sencillo hoy sería publicar un artículo en la misma linea: lleno de optimismo y alegría.

Pero, ¿Nos espera realmente un próspero año 2021?

Probablemente 2021 no va a hacer que de forma milagrosa la economía se recupere, que el virus desaparezca o que nuestra vida vuelva a ser como era antes tal y cómo nos están diciendo. Es posible que nos espere un nuevo año igual de duro, o incluso más complicado que el anterior. Siendo realistas, 2021 no tiene buen aspecto.

Tenemos unas ganas tremendas de que esto acabe pero no podemos hacer gran cosa para que así sea. Lo que sí esta en nuestras manos es el tomar la decisión de mantenernos firmes y resistir.

Nadie se atreve a escribir sobre la cara más dura de la realidad de cara al 2021, o a decir obviedades que puedan contrariar al lector. Lamento no decir que todo será maravilloso el año que viene, pero mandar un mensaje de optimismo injustificado me parece irresponsable.

Imaginaros al capitán de un barco que en medio de la tempestad decide dejar de luchar contra viento y marea porque espera que el 2021 le traiga bienestar. ¿Dónde acabará ese barco que capitanea? ¿Dónde acabaremos si dejamos de remar contracorriente?

La prosperidad no está exenta de dificultad. Capear el temporal es tan importante como dirigir el barco a buen puerto, o disfrutar del mar cuando haya buen clima.

Vivir es navegar en un mar de claroscuros. De periodos de oscuridad y luz, de buenos y malos momentos.

Durante este año hemos aprendido por la fuerza numerosas lecciones que podremos aplicar el año que viene para resistir y lidiar mejor con la situación, pero no podemos relajarnos o desanimarnos si la tormenta no cesa a principios de año. Hay que seguir navegando.

Así que para este 2021 lo que os deseo es prosperidad si, pero sobre todo que mantengamos el ánimo fuerte a pesar de las dificultades; que no bajemos la guardia ni nos dejemos someter por el temporal, pues no hay tormenta que dure eternamente, y seguro vendrán tiempos mejores.

GPT-3, La Tecnología que pone en Peligro a los Programadores

¿Es Nio una amenaza para Tesla?

Gestionar una crisis en la empresa y en la vida

10 Empresas de Robótica Que Cambiarán el Mundo

Utiliza un elevador para trabajar de pie y cuidar de tu espalda cuando teletrabajas

¿Próspero? Año 2021

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s