Es posible Cambiar el Mundo: Consumiendo

Cuando consumimos estamos mandándole un mensaje a las empresas sobre qué es lo que queremos que produzcan, pero también sobre cómo queremos que lo hagan.

Cuidar del medio ambiente y limpiar nuestro planeta es una prioridad para muchos de nosotros, pero también lo es que las empresas den un trato justo a los trabajadores, que guarden una cierta ética o que, en definitiva, participen de mejorar la sociedad y el mundo en el que vivimos.

Pero, ¿Qué podemos hacer para cambiar el modo de operar de las empresas? Sean cuales sean tus valores, tienes la opción de promoverlos, defenderlos y de ser fiel a ellos: comprando (y dejando de comprar).

Fotografía compra responsable de Polina Tankilevitch en Pexels

Consumir para cambiar el mundo

Existen organizaciones que han entendido esta nueva realidad a la perfección. Un ejemplo es el caso de Parley for the Oceans que colabora con Adidas con el propósito de servirse de la economía para limpiar los mares y océanos de plásticos.

Consumir de forma responsable es la mejor forma de cambiar el mundo. Si realmente queremos cuidar del planeta, cada vez que escojamos un producto, igual que valoramos su utilidad, calidad y atractivo, hemos de plantearnos si el proceso de producción hace del mundo un lugar mejor.

Si reflexionáramos sobre el efecto que tiene un producto o servicio y nos decantáramos por aquellos que más beneficio aportan al planeta y a la sociedad, acabaríamos forzando a las empresas a priorizar la ética sobre otros aspectos.

Por otro lado ¿Qué derecho tendríamos a quejarnos o a demandar un mundo mejor si cuando en el momento de la decisión final nos tapamos los ojos y adquirimos aquellos productos más baratos o menos éticos?

¿Es suficiente con que yo cambie?

Pensarás que una sola persona no puede cambiar el mundo; que por mucho que tu cambies tus hábitos de consumo si no lo hacen los demás, las empresas seguirán priorizando otros aspectos por delante del cuidado del medio ambiente, del trato que estas empresas tienen con sus trabajadores, o cualquier otra realidad que consideres digna de cambio.

¿Verdad que votamos cada cuatro años con la esperanza de un mundo mejor? Si valoramos un voto cada 4 años, ¿Por qué menospreciar la capacidad de influir en las empresas cada vez que consumimos o dejamos de consumir un producto o servicio? Muchos pequeños esfuerzos pueden convertirse en un gran cambio.

Comprar en Internet de cottonbro en Pexels

No obstante lo esencial es concienciarse, intentarlo y tener presente esa capacidad de cambio que tenemos en nuestras manos cada vez que adquirimos un producto o servicio.

Si queremos un mundo mejor sólo tenemos que mandar un mensaje claro cada vez que consumamos, mantenernos firmes, perseverar y ser fieles a nuestras creencias y valores. Un mundo mejor es posible: consumiendo (bien).

Vota por Cambiar el mundo.

Sigue Leyendo:

GPT-3, La Tecnología que pone en Peligro a los Programadores

¿Es Nio una amenaza para Tesla?

Gestionar una crisis en la empresa y en la vida

10 Empresas de Robótica Que Cambiarán el Mundo

Utiliza un elevador para trabajar de pie y cuidar de tu espalda cuando teletrabajas

SUSCRIBIRSE

Es posible cambiar el mundo: Consumiendo

Destacado

¿Por qué se dice que el Bitcoin es un refugio para tu dinero en periodos de crisis? ¿Realmente lo es?

Antes de la aparición de las monedas digitales, durante periodos de crisis, era costumbre recurrir al oro para mantener el valor del dinero, sin embargo en la actualidad el Bitcoin ha surgido como una posible alternativa al metal amarillo.

Históricamente la incertidumbre ha llevado a los inversores a invertir en oro para no arriesgarse a perder valor durante una recesión.

Cuando las empresas y la economía ofrecen buenas perspectivas, el dinero fluye hacia las compañias más prometedoras, mientras que cuando una crisis se acerca y las empresas se arriesgan a perder dinero o incluso a desaparecer, el dinero fluye hacia el oro.

Pero ¿Por qué el oro? Por las peculiaridades de este metal precioso: no es corrosivo (lo que hace que no pierda valor), está disponible en una cantidad finita (no es susceptible de que alguien cree más), y es lo suficientemente abundante como para poder comerciarlo en todo el mundo.

Estas mismas características comparte el Bitcoin con el oro. Existe una cantidad limitada de esta criptomoneda (21 millones), no se deteriora con el paso del tiempo y es suficientemente abundante como para llevar a cabo intercambios alrededor del planeta.

Foto de Bitcoin de Roger Brown en Pexels

¿Por qué Bitcoin y no otras Criptomonedas?

La aparición del Bitcoin fue consecuencia de la anterior crisis económica. Pretendía ser una alternativa a los mercados de divisas tradicionales, y librarnos de las “pillerías” de los líderes políticos de las diferentes naciones e instituciones.

Al ser un medio de pago descentralizado, no está sometido a la inflación y su valor, a priori, no se vería influenciado por las decisiones que tome un gobierno o institución.

A día de hoy existen muchas alternativas al Bitcoin que ofrecen esta misma ventaja, no obstante, igual que el oro es un metal apreciado por el público, el Bitcoin también lo es. Lo que hace especial al Bitcoin es que fue la primera: es la criptomoneda más codiciada y reconocida a nivel mundial, y eso la hace diferenciarse de las miles de criptomonedas que existen en la actualidad.

Existen otras Criptomonedas como Ethereum del mismo modo que existen otros metales preciosos como la plata. Salvando las distancias y simplificando podría decirse que el oro no es plata, como el Bitcoin no es Ethereum.

Cafetera portátil WACACO Nanopresso (Publicidad)

¿Demasiada volatilidad? ¿Es realmente un refugio en la actualidad?

Lo cierto es que a día de hoy el Bitcoin sigue siendo muy volátil; el oro también lo es, aunque no tanto. No obstante lo que marca la diferencia entre ambos es la naturaleza de esta volatilidad.

Mientras que el oro sigue una evolución contraria a los mercados (contra mejor va la economía, menos se invierte en oro y viceversa), las criptomonedas siguen con frecuencia una evolución similar a la de los mercados y eso hace que considerarlo un refugio, en la actualidad, sea complicado.

El Bitcoin pretende ser muchas cosas (y puede que lo sea algún día), sin embargo hoy en día más que una forma de mantener valor en periodos de recesión económica, es un activo de especulación.

En mi opinión esto se debe a tres motivos:

  • Incertidumbre: De momento el Bitcoin es un conjunto de grandes promesas. Nadie sabe qué puede llegar a ser, o si algún día aparecerá alguna otra criptomoneda con otras características que será más aceptada en el mercado y este desaparecerá. El oro es un metal que podemos conservar físicamente en nuestros dominios y lleva usándose desde hace miles de años, mientras que el Bitcoin todavía no es capaz de transmitir esa seguridad que nos daría guardar un poco de oro “debajo del colchón”.
  • Desconocimiento: Muchos de los que adquieren Bitcoins lo hacen pensando en que son el futuro, y si bien puede que tengan razón lo hacen por los motivos equivocados. Creen que, igual que una compañía tiene una capacidad (potencial) para crear valor de forma ilimitada, el Bitcoin actuará del mismo modo y que su valor crecerá eternamente. Sin embargo el Bitcoin sólo aumenta de valor por su demanda. Es algo así como una “materia prima virtual” y no una startup tecnológica.
  • Avaricia: En la línea de lo anterior, el Bitcoin ha tenido un crecimiento exponencial y ha hecho ganar mucho dinero a inversores que apostaron fuerte por la criptomoneda en el pasado. La gran mayoría de los inversores de Bitcoin en la actualidad buscan tener este rendimiento, y levantarse una buena mañana con un poder adquisitivo mucho mayor. Mientras que este tipo de inversor siga siendo el mayoritario, el Bitcoin nunca se estabilizará ni podrá ser un valor estable, seguro y fiable.

Bitcoin: Presente y Futuro

Se comenta que el Bitcoin es un refugio para tu dinero, y hemos expuesto los motivos por los que esta moneda digital comparte con el oro esas características por las que podrían compararse, pero a día de hoy el Bitcoin todavía tiene mucho más de especulativo que de valor seguro.

A pesar de ello quién sabe si en el futuro esta nueva tecnología acabará siendo todo lo que promete llegar a ser y mucho más. Valoremos esta tecnología por lo que es y no por cuanto cuesta cada uno.

Mientras que algunos expertos consideran que las criptomonedas terminarán por sustituir al dinero tradicional más pronto que tarde, hay otros que creen que esto nunca llegará a suceder. Lo que el Bitcoin es hoy sólo lo sabremos desde la perspectiva de la historia en el futuro.

Sigue Leyendo:

GPT-3, La Tecnología que pone en Peligro a los Programadores

¿Es Nio una amenaza para Tesla?

Gestionar una crisis en la empresa y en la vida

10 Empresas de Robótica Que Cambiarán el Mundo

Utiliza un elevador para trabajar de pie y cuidar de tu espalda cuando teletrabajas

¿Por qué se dice que el Bitcoin es un refugio para tu dinero en periodos de crisis? ¿Realmente lo es?

Global IT 24: Desarrolladores a disposición de la pequeña y mediana empresa sin importar el idioma

La digitalización y las nuevas tecnologías ya están aquí. Las grandes multinacionales compiten entre sí por los mejores desarrolladores y acceden al talento sin que el país o el idioma sean una barrera.

Sin embargo empresas de menor tamaño tienen dificultades para acceder a profesionales de IT de todo el mundo principalmente por ese motivo: el idioma. Mientras que las grandes multinacionales están acostumbradas a trabajar con multitud de idiomas (además de que es muy habitual el uso del inglés), las empresas que trabajan a nivel nacional no han sentido esa necesidad comunicativa hasta ahora.

Con ese propósito nace Global IT 24: el de poner a disposición de las pequeñas y medianas empresas el mejor talento IT validado, y el de acercar a profesionales freelance a proyectos en todo el mundo sin que el idioma sea una barrera, y con las garantías que ofrece un intermediario.

En el siguiente video puedes ver cómo funciona su plataforma.

Video de la Plataforma de Global IT 24

Se definen cómo algo más que una startup y tienen razón: unión entre la innovación y años de experiencia en el sector de las nuevas tecnologías para darle un impulso a las empresas de menor tamaño que tanto aportan a la economía.

Desde la bella Suiza ofrecen sus servicios mediante una plataforma que permite la comunicación fluida entre la empresa y desarrolladores de todo el mundo y con la garantía de que obtendrán el resultado deseado. Su tecnología basada en la inteligencia artificial lo hace posible.

Pero no sólo ofrecen ventajas para las empresas. Global IT 24 también es un recurso de gran utilidad para los desarrolladores y profesionales de IT. Registrándote gratuitamente en su página web podrás optar a proyectos de todo el mundo.

Por el momento su actividad se centra en empresas de Suiza y Alemania, aunque en el futuro plantean expandirse al resto de países de Europa.

Si eres desarrollador o un profesional de IT, y sin importar en qué lugar del mundo residas, ya puedes registrarte. Una vez te registres podrás trabajar para empresas ubicadas en Suiza y Alemania con las garantías de un intermediario que te garantice cobrar a tiempo por tu trabajo: Global IT 24 lo pone a tu alcance; y además lo hace sin que tengas la necesidad de hablar alemán para mantener una comunicación fluida con tus clientes.

Trabajar desde cualquier lugar y contratar al mejor talento en todo el mundo está a tan sólo un clic de distancia.

Visita la página de Global IT 24 para más información.

Global IT 24: Desarrolladores a disposición de la pequeña y mediana empresa sin importar el idioma ni el pais

No es madrugar lo que te llevará a alcanzar el éxito

Levantarse temprano ha sido repetidamente asociado al éxito. Parece que si te levantas a primera hora de la mañana el camino hacia tus objetivos se allana, y que si no lo haces de ningún modo podrás alcanzar tus metas.

Por poner un ejemplo: Tim Cook, CEO de Apple, afirma despertarse alrededor de las 4:30 am. Aprovecha las mañanas para trabajar, y hacer deporte. Cuando la mayoría de los mortales estamos desperezándonos, muchas personas ya se han ejercitado, meditado, paseado…

¿Es esto una desventaja para aquellos que se despiertan más tarde? Depende.

No es el madrugar lo que te llevará al éxito

¿Es Levantarse temprano esencial para la productividad?

Como Tim son muchas las personas consideradas de éxito en sus profesiones que declaran madrugar cuando se les pregunta por su rutina, y al responder a esta pregunta nos están dando la verdadera clave: rutina.

Todos ellos siempre responden con un plan estructurado de qué es lo que hacen cada día. Nadie sorprende con un “ya veremos”, o “depende”.

Se levantan a una hora concreta con ciertos propósitos, y desde ese instante llevan a cabo todas aquellas tareas que les acercan a sus objetivos profesionales y personales. No hay atajos ni fórmulas mágicas: trabajo y esfuerzo.

Madrugar no es esencial para ser productivo. Lo mismo que se hace a las 5 de la mañana se puede hacer a las 11 de la mañana, o antes de acostarse.

La flexibilidad en el mundo laboral permite intercalar nuestro trabajo con actividades de nuestra vida personal, lo que puede ser de ayuda para reducir el estrés, también cuando teletrabajamos.

Anteriormente ya hablamos de la importancia de la rutina y de las ventajas que tiene el teletrabajo a la hora de amoldar nuestro día a nuestro estilo de vida, y es que trabajando desde casa madrugar pasa aun más a un segundo plano. Lo primordial es llevar un estilo de vida ordenado y ser proactivo. Recuerda: trabajar desde casa no es acomodarse.

Cafetera portátil WACACO Nanopresso: Publicidad

Si madrugas ten claro para qué, y si no lo haces aprovecha el resto del día y no te dejes llevar. Tómate un café, desayuna y persigue tus objetivos.

Muchas personas encuentran en la tranquilidad de la mañana un espacio para la productividad, mientras que otros obtienen los mejores resultados cuando trabajan antes de ir a dormir. ¿Cuando rindes más? ¿Cuando eres más creativo?

Seas una persona madrugadora o saques más partido a tus horas por la noche, lo que te llevará al éxito es la disciplina, el esfuerzo y la perseverancia. Mantener una rutina de sueño que te ayude a sentirte con energía y a tener la mente despejada, y una vida ordenada es mucho más importante que levantarse a una hora concreta.

Pronto o tarde, no pierdas el tiempo.

No es madrugar lo que te llevará a alcanzar el éxito

Gestionar una crisis en la empresa y en la vida

Nunca sabemos en qué momento una crisis lo puede cambiar todo. Tanto en la vida como en la empresa nos enfrentamos a la incertidumbre cada día.

Nos gusta mucho pensar en lo bueno y dejamos de lado aquellas cosas que nos pueden causar dificultades e incluso hacer caer nuestra vida. Nos tapamos los ojos y cruzamos los dedos esperando que finalmente el evento indeseable pase de largo y no nos afecte.

Sin embargo, confiar en que una crisis no nos afectará es dejar nuestro destino en manos del azar, y ya sabemos las pocas veces que somos agraciados con el boleto ganador.

No importa si estamos hablando de un acontecimiento personal, de un ataque informático a nuestra empresa, de una catástrofe medioambiental, o cómo ha sucedido recientemente, una emergencia sanitaria. Existe un procedimiento para afrontar con garantías cualquier crisis. Estas 6 etapas te ayudarán a conseguirlo:

Prevenir la crisis

Qué mejor que evitar los problemas. Adoptar medidas de prevención para mitigar el riesgo de que un evento poco deseable suceda es la mejor opción para gestionar una crisis.

Si afrontamos un problema incluso antes de que llegue, podemos reducir e incluso evitar que la crisis nos afecte.

Para reducir las probabilidades de que suceda, o reducir al máximo los efectos de un evento inesperado e indeseado un primer paso es hacer una auditoria de crisis.

¿Qué es una auditoría de crisis?

Una auditoria de crisis consiste en llevar a cabo un análisis de nuestra vida o de nuestra empresa y detectar posibles crisis a las que nos podamos enfrentar a corto y a largo plazo.

Contra más puntos de vista y variables tengamos, más sencillo será detectar posibles dificultades y prevenir problemas.

Una vez localicemos estos posibles eventos, lo mejor que podemos hacer es adaptar nuestra estrategia (o nuestro plan de vida) a la posible situación de incertidumbre a la que podamos enfrentarnos. Para ello, por ejemplo, podemos usar el tradicional método DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades).

La magnitud del evento no es lo que nos debe preocupar en esta etapa. Hemos de centrarnos en la probabilidad de que ese evento suceda, y en el impacto que puede tener sobre nuestras vidas o nuestra empresa.

Prepararse para la crisis

Tomar decisiones a última hora y en medio de una crisis es estresante, sin embargo prepararse para una situación dificil que todavía no ha sucedido es sencillo y aporta serenidad.

En esta etapa hay crear un plan de recursos que vamos a utilizar. Saber los costes y pronosticar posibles escenarios adversos.

Si hemos anticipado la crisis en nuestra auditoria de crisis, en esta fase tendremos un plan a seguir y complementar, y no partiremos de cero. Sabremos qué debemos hacer, y podremos tomar decisiones ágiles adelantándonos a nuestros competidores.

Comité de expertos o búsqueda de aliados

Este es el momento de buscar aliados. Busca rodearte de las personas más capaces para la gestión de la crisis y delimita responsabilidades. Resolver una crisis es mucho más sencillo si se cuenta con la ayuda de los demás. Nunca nadie es suficientemente bueno como para resolver todo sin colaboración, y qué mejor si podemos contar con los mejores en cada faceta.

Aceptarla

No hay nada peor en una crisis que no reconocerla. Si la situación llega y nos tapamos los ojos, el problema sólo puede hacerse más y más grande.

Todos sabemos que cuando padecemos una enfermedad grave, contra antes se detecte y se aborde, mejor diagnóstico tendremos.

Con las crisis (del tipo que sean) sucede lo mismo. Si permitimos que se hagan grandes y echen raíces, solucionar cualquier situación será más y más complicado.

Hay que ponerse manos a la obra lo antes posible.

Cafetera portátil WACACO Nanopresso: Publicidad

Afrontar la crisis

Si somos rápidos, afrontaremos una crisis en su fase inicial. Por eso es importante que una vez reconocida la crisis nos pongamos a trabajar.

Hay que tener determinación. Si no tenemos claro lo que debemos hacer, o si cambiamos de rumbo continuamente acabaremos por generar confusión en nuestros empleados o en las personas implicadas.

En caso de no contar con un plan de contingencia o de no tener la información adecuada para la toma de decisiones, lo mejor es atender al sentido común y atreverse a andar esperando haber tomado el camino correcto.

Transparencia

Una de las claves en cualquier crisis es la información. En situaciones de incertidumbre, desconocer qué es lo que está sucediendo, que es lo que puede pasar o qué se está llevando a cabo puede llevar a las personas implicadas a perder la confianza y a aumentar los niveles de estrés al máximo.

Ser transparente es esencial para mantener la implicación de aquellos involucrados o que se vean afectados por la situación de crisis.

Resolverla

Es momento de aunar fuerzas y de la perseverancia.

Para superar con éxito una crisis hemos de contar con los demás. Buscar aliados y no responsables. Se trata de solventar el problema, no de que sea uno u otro quién lo solvente. Ya habrá tiempo para reconocimientos una vez superemos la crisis.

Contra más colaboración contemos de nuestro lado, más sencillo será superar la adversidad.

Poner el foco en nosotros para poder solucionar los problemas

El mayor reto al que nos enfrentamos para resolver una crisis es la gestión de las emociones.

En medio de una situación dificil, es imprescindible tener el temple necesario para que nuestras emociones no dominen nuestra toma de decisiones.

Ni podemos tomar decisiones basándonos en la esperanza de que todo vaya a ir mejor, ni en la idea de que todo va a ser un desastre. Tampoco anticipar el fin de la crisis por el deseo de que termine. Hay que mantener la objetividad.

Si hemos seguido el resto de fases, tendremos la ruta definida para, poco a poco, ir solventando la crisis. Por ello nuestra prioridad es mantenernos estables y controlar nuestro nivel de estrés y el de nuestros colaboradores.

Durante la gestión de una situación de crisis es prioritario no olvidarnos de nosotros mismos. La empatía mal entendida y las dificultades derivadas de la crisis ponen en jaque nuestra salud. Si no cuidamos de nuestra salud mental y física, el estrés acabará pasándonos factura.

Mientras lidiamos con una crisis el ejercicio físico, una buena alimentación, desconectar y no aislarse son si cabe más importantes de lo habitual.

Mantener unos niveles altos de energía y una mente clara es esencial para afrontar una crisis con éxito. Son situaciones que generan un gran desgaste, y tenemos que ser capaces de resistir hasta que termine.

Aprender de la crisis

Llegados a esta fase habremos superado la crisis, pero no por ello habremos acabado de gestionarla. Nos falta una última etapa de gran relevancia: aprender de la crisis; y para ello lo más recomendable es llevar a cabo una auditoria final.

Auditoria postcrisis

Tiene como objetivo analizar cómo ha sido la gestión (que se ha hecho bien, y que se ha hecho mal), recabar información y sobre todo, definir un plan para futuras crisis. Recordad que lo más importante es la prevención: nada mejor que “solucionar” una crisis antes de que suceda.

Extraer aprendizajes de una situación compleja que hayamos superado nos permite incorporar prácticas para afrontar con éxito dificultades que nos podamos encontrar en el futuro.

También para que llegada otra crisis similar nos sea mucho más sencillo afrontarla con garantías y no repetir errores que hayamos podido cometer en el pasado.

Gestionar una crisis en 6 pasos

Para gestionar una crisis no hay que esperar a que esta llegue, y mucho menos ignorarla. Cómo hemos visto, el trabajo más importante para la gestión exitosa de cualquier situación dificil es llevar a cabo un trabajo previo y estar preparados e incluso dedicar recursos a intentar que no llegue.

Es esencial llevar un seguimiento de todo lo que se va haciendo para poder corregir en caso de que sea necesario, y sobre todo mantenerse firmes, ser transparentes, y humildes para ir corrigiendo el rumbo sobre la marcha y aceptar consejos vengan de donde vengan.

Afrontar una crisis, ya sea en la empresa o en la vida, no es plato de buen gusto para nadie, pero no hacerlo es siempre más desagradable a largo plazo.

No dejes que una crisis defina tu destino: anticípate.

Este artículo está inspirado en el libro “Liderar en Tiempos difíciles” de la colección Pocket Mentor editado por Harvard Businees Review Press.

Los 6 pasos para afrontar cualquier crisis en la empresa y en la vida

Utiliza un elevador para trabajar de pie y cuidar de tu espalda cuando teletrabajas

Pasar todo el día sentados hace que nuestra salud se resienta. El dolor de espalda es una de las consecuencias de pasar horas delante de la pantalla del ordenador sin apenas pestañear.

El teletrabajo nos ha llevado a nuestros hogares, y aspectos como la ergonomía y el cuidado de la salud mientras trabajamos han quedado en un segundo plano. Trabajar desde casa debería ayudarnos a cuidar incluso mejor de nosotros, y a que aprovechemos esa flexibilidad para alinear nuestra rutina y nuestros hábitos de trabajo con este objetivo.

Alternar la silla con periodos de descanso y de trabajo de pie te hacen más productivo, reducen el riesgo de cardiopatías y también el sedentarismo: prioridades también cuando teletrabajamos.

Si no disponemos de espacio suficiente para un escritorio de altura regulable o queremos ahorrarnos algo de dinero, la mejor opción es hacernos con un elevador de escritorio: una pequeña plataforma que podemos ubicar sobre nuestro espacio de trabajo que nos permitirá trabajar tanto sentados como de pie cómodamente.

Kindle Unlimited – Libros (Promoción)

Este elevador de AmazonBasics transforma instantáneamente tu escritorio en una estación de trabajo que te permite trabajar de pie o sentado.

Soporta un peso de hasta 15kg y la altura es ajustable entre 12 y 50 cm de elevación. Dispone también de acanalamiento para poder ordenar los cables y mejorar la seguridad durante su uso.

Dispone de una superficie de trabajo de 88 x 47,2 cm. Más que suficiente para tu ordenador portátil o monitor, teclado y ratón.

Si buscas una opción más económica, no necesitas que tu elevador soporte tanto peso, o para ti es suficiente una superficie más pequeña, este producto de Bontec puede ser una buena opción.

La altura de este elevador puede configurarse entre los 5,3 y los 40 cm. Es capaz de soportar 8kg, y su superficie de espaciosa te permitirá elevar tus dispositivos para que puedas trabajar de pie y darle un respiro a tu espalda.

¡Que tengas un buen día y si te ha gustado compártelo!

Utiliza un elevador para trabajar de pie y cuidar de tu espalda cuando teletrabajas

Porqué la lectura rápida no es la mejor opción para tu desarrollo

Las Técnicas de Lectura rápida prometen alcanzar velocidades lectoras de vértigo. Si en promedio una persona puede leer a una velocidad de entre 200-300 palabras por minuto, estos métodos aseguran hacerte capaz de leer hasta 1.000 palabras por minuto.

Desde cursos a aplicaciones, resúmenes… tenemos muchas alternativas a la lectura tradicional que garantizan que serás capaz de leer una cantidad mayor de libros de aquí a final de año, y eso nos suena genial. ¿Quién no querría ser capaz de devorar libros en minutos asimilando todo su contenido?

El ritmo de vida frenético que llevamos hace que la eficiencia sea una de nuestras prioridades pero ¿Es realmente eficiente la lectura rápida? ¿Estamos aprovechando al máximo nuestro tiempo de lectura cuando leemos rápido? ¿Cómo podemos aprovechar al máximo cada minuto que pasamos delante de un libro?

Lectura Eficiente o Lectura Rápida

La lectura es una actividad de ocio a la que mucha gente dedican gran parte de su tiempo libre. Este lector ocioso no lee con ningún otro objetivo que el de pasar un buen rato. Sólo quieren disfrutar de una buena novela, un ensayo o cualquier otro libro que le resulte interesante.

Para muchos otros la lectura es un instrumento de desarrollo personal. Aunque también disfruten de ella, buscan en los libros las claves para crecer a nivel profesional y tener más conocimientos que poder aplicar en su día a día.

Este último lector tiene una prioridad: mejorar; y por ello entendemos que busca adquirir nuevos conocimientos en el menor tiempo posible. El estudio y la lectura son claves para alcanzar el éxito profesional, pero correr demasiado puede ser contraproducente.

Sería una maravilla que pudiéramos asimilar conceptos en menos tiempo aplicando una serie de técnicas, pero cabe preguntarnos ¿Qué nos estamos perdiendo por el camino cuando aumentamos demasiado nuestra velocidad lectora?

La respuesta a esta pregunta es sencilla: nuestro cerebro es capaz de prestar atención y asimilar un numero limitado de conceptos, por lo que cuando lo sobre estimulamos estamos perdiendo capacidad de comprensión.

Hice un curso de lectura rápida y fui capaz de leerme “Guerra y paz” en veinte minutos. Creo que decía algo de Rusia.

Woody Allen

Puede que la lectura rápida sea útil en aquellas ocasiones que necesites hacerte una idea general del texto que estás leyendo, o que simplemente tengas como meta saber de qué trata un libro en concreto. En esos casos la lectura rápida puede ser un buen método.

Sin embargo si realmente quieres aprovechar de cada minuto que le dediques a los libros, deberías priorizar la calidad antes que la cantidad.

Lee eficientemente para asimilar el contenido

A mayor profundidad en tu lectura, mayor será el conocimiento que podrás asimilar.

Es mejor leer una pocas páginas pero comprender el contenido, el contexto e incluso parar a reflexionar sobre lo que hay escrito o a tomar notas, que pasar por encima de las páginas superficialmente.

Si lo que perseguimos es poder decir al terminar el año que hemos alcanzado un cierto número de libros leídos, encontrarás en la lectura rápida un instrumento útil para lograr tus metas, pero si realmente quieres aprovechar cada segundo que le dedicas a los libros y que tengan impacto en tu vida: disfruta de cada palabra y saborea los libros poco a poco.

La lectura eficiente es una actividad reflexiva y requiere que invirtamos tiempo. Se trata de entender y no de correr. Son preferibles 5 libros bien leídos a final de año que 50 de los que apenas recuerdas el título.

Acelera el ritmo cuando el contenido no sea de tu interés, pero no dudes en detenerte o bajar el ritmo cada vez que encuentres algo interesante, reflexiona cada concepto, abstrae lo que lees a tu experiencia personal y saca tus propias conclusiones.

¡Que tengas un buen día y si te ha gustado compártelo!

Porqué la lectura rápida no es la mejor opción para tu desarrollo

La McDonalización de la Sociedad (y de la Información)

Hace unos años era impensable encontrarse con errores ortográficos o gramaticales en cualquier publicación relativamente seria. El periodismo era una de las profesiones más respetadas y admiradas, sin embargo hoy en día consumimos información “fast-food”.

Lo más importante en un medio de comunicación es la velocidad y la cantidad de noticias. La calidad y veracidad de la información pasan a un segundo plano. Los titulares son sensacionalistas e incluso a veces no tienen nada que ver con el contenido de la noticia: todo por un clic.

Sorprendentemente acudimos una y otra vez a esos medios de comunicación McDonalizados pero, ¿Por qué?

¿Qué es la McDonalización?

El concepto de la McDonalización fue introducido por George Ritzer en 1996 en su libro “La McDonalización de la sociedad. Según el autor la aparición de los restaurantes de comida rápida McDonald’s aboca a la sociedad a demandar productos eficaces, rápido y que sean previsibles.

La McDonalización de la Sociedad

Lo mismo sucede con los medios de comunicación, donde por la voluntad de conseguir la máxima difusión, se ofrece un producto homogéneo y carente de valor que es repetido por unos y otros hasta la saciedad.

Te pondré un ejemplo (o varios). Te invito a que escojas dos de estos links al azar y que leas su contenido. Ni si quiera el texto es original, y en muchos casos grandes secciones de texto son idénticas.

McDonald’s Restaurant (Photo by Alexandro David from Pexels)

Los medios de comunicación ya no buscan la verdad sino el clic, y para ello se nutren de la satisfacción de sus lectores. Por eso es tan dificil encontrar noticias que puedan contrariar las creencias y la identidad del lector en un determinado medio.

En el periodismo McDonalizado (como en los restaurantes de comida rápida) prima la velocidad. Satisfacer el “hambre” de inmediato. La calidad no es importante: sólo importa que el cliente no quede insatisfecho.

Por eso la verdad es más relativa que nunca; lo esencial es que al terminar la lectura nuestro estómago esté lleno y volvamos cuando tengamos hambre.

Confundimos cantidad con calidad: información poco elaborada que sigue un proceso automatizado desde las fuentes hasta nuestros ojos, y apenas nos paramos a pensar en lo que estamos leyendo porque es lo que esperábamos leer.

La solución a la McDonalización de la información

Puede que en el futuro los medios de comunicación tiendan a especializarse para poder ofrecer información de calidad, y que cada uno sea referencia en un ámbito, o puede que todos los medios de comunicación terminen por ser homogéneos y que ser periodista deje de tener relación con la búsqueda de la verdad y la información.

Lo cierto es que los medios de comunicación vieron cómo se reducía su margen de actuación con la aparición de internet, y los lectores perdieron poder de influencia cuando la información empezó a ser “gratuita”.

Y es que por mucho que se diga no existen servicios gratuitos, solo que puede que sea otro quien los está pagando y por tanto, estás cediendo tu poder de decisión sobre lo que se publica a un tercero.

Las buenas noticias son que en la era del Big Data cada vez que haces clic en un video, en una noticia sensacionalista o visitas una página web, estás mandando un mensaje a las empresas y a los medios de comunicación acerca de qué eso es lo que quieres leer. Por eso es tan importante que demos difusión a artículos que merezcan la pena, y que pasemos de largo aquellas noticias que no aportan valor añadido.

Cuidemos de aquellos pequeños artesanos de la comunicación que todavía se atreven a buscar la verdad y se sirven del periodismo para traernos información de calidad.

De nosotros depende promocionar a aquellos periodistas o difusores de información que creas que más aportan a la sociedad, y cuyo trabajo merezca reconocimiento.

Con cada clic puedes cambiar el mundo. Compartir, dedicar tiempo a comentar o difundir una noticia son la única vía que tenemos de seguir “comprando la información que consumimos”.

¡Que tengas un buen día y si te ha gustado compártelo!

Educación y teletrabajo: la solución para una vuelta a las aulas con garantías

Educación y teletrabajo: la solución para una vuelta a las aulas con garantías

Se acerca septiembre, y muchos padres y madres no saben cómo será la vuelta al colegio. El miedo a una nueva ola, la preocupación por seguir ofreciendo una buena educación a los pequeños… ¿Qué hacer?

Estos días oímos voces a favor y en contra de la vuelta de los pequeños a las escuelas. Mientras que un grupo defiende la necesidad de volver a las aulas, otros justifican que hacerlo supone poner en riesgo la salud de sus hijos y de otras personas dentro de la unidad de convivencia de la familia.

Sin embargo existe una posición intermedia de la que apenas se está hablando, y que podría satisfacer y tranquilizar a padres y madres situados en uno u otro extremo.

¿Es posible volver a las aulas con garantías?

Si tenemos en cuenta la situación actual, no es para nada descabellado contar con que pronto nos encontraremos de nuevo luchando contra el virus.

Este escenario hace que los progenitores tengan miedo de que sus hijos puedan acudir a aulas saturadas en las que no se puede mantenerse una distancia de seguridad, y a unas infraestructuras lejos de estar habilitadas para la vuelta con garantías.

En muchos centros el ratio de profesores/alumnos supera la treintena, y los comedores escolares están llenos. Una posible solución para evitar el cierre de los colegios pasa, por tanto, por reducir ese ratio al mínimo posible.

¿Y si en vez de debatir entre llevar a los más pequeños al colegio o no llevarlos, buscamos el modo de llevarlos con las máximas garantías? ¿Por qué no apostar por un modelo mixto?

Combinando la asistencia a las aulas con el estudio a distancia, podríamos reducir considerablemente las aglomeraciones en el aula. Si los más pequeños acudieran, por ejemplo, 3 días a la semana a la escuela, los profesores seguirían teniendo contacto con los alumnos y además podrían llevar a cabo un seguimiento más exhaustivo al contar con grupos más reducidos.

Seguro que los profesores también verían con buenos ojos reducir el número de alumnos en el aula: supondría que podrían hacer mejor su trabajo y que estén menos expuestos a un posible contagio.

¿Qué puede hacer el teletrabajo por la educación?

Trabajar desde casa (o desde cualquier lugar) puede aportar grandes beneficios al conjunto de la sociedad.

Si aquellos padres y madres que tuvieran la opción de teletrabajar lo pusieran en conocimiento de los centros educativos, se podría organizar la vuelta a las aulas con este modelo mixto de manera que no solo pudiéramos proteger a los más pequeños, sino mejorar la calidad de la educación.

Estamos en tiempos difíciles en los que la transparencia y la confianza de las empresas en los empleados es primordial para garantizar la vuelta el éxito de la vuelta al colegio : una vuelta que, de no hacerse con garantías, puede provocar inestabilidad en la vida personal de los empleados y repercutir negativamente en su trabajo.

¿No es lógico entonces mantener y promover la flexibilidad siempre que sea posible? ¿Es el teletrabajo el camino para una vuelta a las aulas con garantías?

¡Que tengas un buen día y si te ha gustado compártelo!

Educación y teletrabajo: la solución para una vuelta a las aulas con garantías

Groenewegen: Cuando el ego destruye el éxito colectivo (y el individual)

Antes de que empieces a leer me gustaría que vieras este video:

Recientemente el ciclista Groenewegen se ha hecho famoso por empujar y mandar al hospital a un compañero que estaba compitiendo junto a él por llegar a la meta en primera posición.

Dejó de competir por ser el mejor para centrarse en destruir a aquellos que podían superarle. Su ego, no sólo acabó por destruir su carrera sino también la de muchos otros compañeros, e incluso ha llegado a poner en peligro la vida de uno de ellos.

Groenewegen en la empresa

En demasiadas ocasiones alabamos el éxito de alguien, y nos olvidamos de los empujones que ha dado a lo largo de su carrera.

¿Cuántas veces nos encontramos con este tipo de actitudes en la empresa y en la vida? ¿Por qué todavía se promueven y toleran (e incluso en ocasiones se veneran) conductas de este tipo?

Cada vez que viéramos a alguien actuar de este modo, deberíamos pensar cuánto talento “ha sido empujado contra la valla”. Cuántos excelentes “ciclistas” se han quedado por el camino por la ambición personal de una persona. Cuántos proyectos se perderán por el camino o no llegarán a dar su máximo potencial por conductas de este estilo.

Más aun, en el mundo de la empresa, me cuesta entender que se tolere que ciertas personas dediquen su tiempo a cerrar el paso de los demás ¿Por qué?

Porque en la empresa todos los “ciclistas” compiten juntos por llegar a una meta común lo más rápido (y mejor) posible. La colaboración y el buen hacer de todos (la optimización de los recursos) es el único camino hacia el éxito de la compañía.

¿De qué le sirve a una empresa que alguien llegue primero, si eso provoca que 5 ni si quieran alcancen la meta?

Hoy se pide la inhabilitación de este ciclista. Pero ¿Cuantos Groenewegen hay todavía en las compañías empujando a sus compañeros?

No confundamos el ego con la ambición personal. Se trata de pedalear más rápido, no de que los demás lo hagan más despacio (o dejen de hacerlo). Si te van a adelantar sólo tienes dos opciones: pedalea más rápido, o deja paso.

Hemos de empezar a valorar más cómo se consiguen las cosas, y no sólo qué se consigue. El camino es tan importante como la meta.

¡Que tengas un buen día y si te ha gustado compártelo!

Groenewegen: Cuando el ego destruye el éxito colectivo (y el individual)