Gestionar una crisis en la empresa y en la vida

Nunca sabemos en qué momento una crisis lo puede cambiar todo. Tanto en la vida como en la empresa nos enfrentamos a la incertidumbre cada día.

Nos gusta mucho pensar en lo bueno y dejamos de lado aquellas cosas que nos pueden causar dificultades e incluso hacer caer nuestra vida. Nos tapamos los ojos y cruzamos los dedos esperando que finalmente el evento indeseable pase de largo y no nos afecte.

Sin embargo, confiar en que una crisis no nos afectará es dejar nuestro destino en manos del azar, y ya sabemos las pocas veces que somos agraciados con el boleto ganador.

No importa si estamos hablando de un acontecimiento personal, de un ataque informático a nuestra empresa, de una catástrofe medioambiental, o cómo ha sucedido recientemente, una emergencia sanitaria. Existe un procedimiento para afrontar con garantías cualquier crisis. Estas 6 etapas te ayudarán a conseguirlo:

Prevenir la crisis

Qué mejor que evitar los problemas. Adoptar medidas de prevención para mitigar el riesgo de que un evento poco deseable suceda es la mejor opción para gestionar una crisis.

Si afrontamos un problema incluso antes de que llegue, podemos reducir e incluso evitar que la crisis nos afecte.

Para reducir las probabilidades de que suceda, o reducir al máximo los efectos de un evento inesperado e indeseado un primer paso es hacer una auditoria de crisis.

¿Qué es una auditoría de crisis?

Una auditoria de crisis consiste en llevar a cabo un análisis de nuestra vida o de nuestra empresa y detectar posibles crisis a las que nos podamos enfrentar a corto y a largo plazo.

Contra más puntos de vista y variables tengamos, más sencillo será detectar posibles dificultades y prevenir problemas.

Una vez localicemos estos posibles eventos, lo mejor que podemos hacer es adaptar nuestra estrategia (o nuestro plan de vida) a la posible situación de incertidumbre a la que podamos enfrentarnos. Para ello, por ejemplo, podemos usar el tradicional método DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades).

La magnitud del evento no es lo que nos debe preocupar en esta etapa. Hemos de centrarnos en la probabilidad de que ese evento suceda, y en el impacto que puede tener sobre nuestras vidas o nuestra empresa.

Prepararse para la crisis

Tomar decisiones a última hora y en medio de una crisis es estresante, sin embargo prepararse para una situación dificil que todavía no ha sucedido es sencillo y aporta serenidad.

En esta etapa hay crear un plan de recursos que vamos a utilizar. Saber los costes y pronosticar posibles escenarios adversos.

Si hemos anticipado la crisis en nuestra auditoria de crisis, en esta fase tendremos un plan a seguir y complementar, y no partiremos de cero. Sabremos qué debemos hacer, y podremos tomar decisiones ágiles adelantándonos a nuestros competidores.

Comité de expertos o búsqueda de aliados

Este es el momento de buscar aliados. Busca rodearte de las personas más capaces para la gestión de la crisis y delimita responsabilidades. Resolver una crisis es mucho más sencillo si se cuenta con la ayuda de los demás. Nunca nadie es suficientemente bueno como para resolver todo sin colaboración, y qué mejor si podemos contar con los mejores en cada faceta.

Aceptarla

No hay nada peor en una crisis que no reconocerla. Si la situación llega y nos tapamos los ojos, el problema sólo puede hacerse más y más grande.

Todos sabemos que cuando padecemos una enfermedad grave, contra antes se detecte y se aborde, mejor diagnóstico tendremos.

Con las crisis (del tipo que sean) sucede lo mismo. Si permitimos que se hagan grandes y echen raíces, solucionar cualquier situación será más y más complicado.

Hay que ponerse manos a la obra lo antes posible.

Cafetera portátil WACACO Nanopresso: Publicidad

Afrontar la crisis

Si somos rápidos, afrontaremos una crisis en su fase inicial. Por eso es importante que una vez reconocida la crisis nos pongamos a trabajar.

Hay que tener determinación. Si no tenemos claro lo que debemos hacer, o si cambiamos de rumbo continuamente acabaremos por generar confusión en nuestros empleados o en las personas implicadas.

En caso de no contar con un plan de contingencia o de no tener la información adecuada para la toma de decisiones, lo mejor es atender al sentido común y atreverse a andar esperando haber tomado el camino correcto.

Transparencia

Una de las claves en cualquier crisis es la información. En situaciones de incertidumbre, desconocer qué es lo que está sucediendo, que es lo que puede pasar o qué se está llevando a cabo puede llevar a las personas implicadas a perder la confianza y a aumentar los niveles de estrés al máximo.

Ser transparente es esencial para mantener la implicación de aquellos involucrados o que se vean afectados por la situación de crisis.

Resolverla

Es momento de aunar fuerzas y de la perseverancia.

Para superar con éxito una crisis hemos de contar con los demás. Buscar aliados y no responsables. Se trata de solventar el problema, no de que sea uno u otro quién lo solvente. Ya habrá tiempo para reconocimientos una vez superemos la crisis.

Contra más colaboración contemos de nuestro lado, más sencillo será superar la adversidad.

Poner el foco en nosotros para poder solucionar los problemas

El mayor reto al que nos enfrentamos para resolver una crisis es la gestión de las emociones.

En medio de una situación dificil, es imprescindible tener el temple necesario para que nuestras emociones no dominen nuestra toma de decisiones.

Ni podemos tomar decisiones basándonos en la esperanza de que todo vaya a ir mejor, ni en la idea de que todo va a ser un desastre. Tampoco anticipar el fin de la crisis por el deseo de que termine. Hay que mantener la objetividad.

Si hemos seguido el resto de fases, tendremos la ruta definida para, poco a poco, ir solventando la crisis. Por ello nuestra prioridad es mantenernos estables y controlar nuestro nivel de estrés y el de nuestros colaboradores.

Durante la gestión de una situación de crisis es prioritario no olvidarnos de nosotros mismos. La empatía mal entendida y las dificultades derivadas de la crisis ponen en jaque nuestra salud. Si no cuidamos de nuestra salud mental y física, el estrés acabará pasándonos factura.

Mientras lidiamos con una crisis el ejercicio físico, una buena alimentación, desconectar y no aislarse son si cabe más importantes de lo habitual.

Mantener unos niveles altos de energía y una mente clara es esencial para afrontar una crisis con éxito. Son situaciones que generan un gran desgaste, y tenemos que ser capaces de resistir hasta que termine.

Aprender de la crisis

Llegados a esta fase habremos superado la crisis, pero no por ello habremos acabado de gestionarla. Nos falta una última etapa de gran relevancia: aprender de la crisis; y para ello lo más recomendable es llevar a cabo una auditoria final.

Auditoria postcrisis

Tiene como objetivo analizar cómo ha sido la gestión (que se ha hecho bien, y que se ha hecho mal), recabar información y sobre todo, definir un plan para futuras crisis. Recordad que lo más importante es la prevención: nada mejor que “solucionar” una crisis antes de que suceda.

Extraer aprendizajes de una situación compleja que hayamos superado nos permite incorporar prácticas para afrontar con éxito dificultades que nos podamos encontrar en el futuro.

También para que llegada otra crisis similar nos sea mucho más sencillo afrontarla con garantías y no repetir errores que hayamos podido cometer en el pasado.

Gestionar una crisis en 6 pasos

Para gestionar una crisis no hay que esperar a que esta llegue, y mucho menos ignorarla. Cómo hemos visto, el trabajo más importante para la gestión exitosa de cualquier situación dificil es llevar a cabo un trabajo previo y estar preparados e incluso dedicar recursos a intentar que no llegue.

Es esencial llevar un seguimiento de todo lo que se va haciendo para poder corregir en caso de que sea necesario, y sobre todo mantenerse firmes, ser transparentes, y humildes para ir corrigiendo el rumbo sobre la marcha y aceptar consejos vengan de donde vengan.

Afrontar una crisis, ya sea en la empresa o en la vida, no es plato de buen gusto para nadie, pero no hacerlo es siempre más desagradable a largo plazo.

No dejes que una crisis defina tu destino: anticípate.

Este artículo está inspirado en el libro “Liderar en Tiempos difíciles” de la colección Pocket Mentor editado por Harvard Businees Review Press.

Los 6 pasos para afrontar cualquier crisis en la empresa y en la vida

Groenewegen: Cuando el ego destruye el éxito colectivo (y el individual)

Antes de que empieces a leer me gustaría que vieras este video:

Recientemente el ciclista Groenewegen se ha hecho famoso por empujar y mandar al hospital a un compañero que estaba compitiendo junto a él por llegar a la meta en primera posición.

Dejó de competir por ser el mejor para centrarse en destruir a aquellos que podían superarle. Su ego, no sólo acabó por destruir su carrera sino también la de muchos otros compañeros, e incluso ha llegado a poner en peligro la vida de uno de ellos.

Groenewegen en la empresa

En demasiadas ocasiones alabamos el éxito de alguien, y nos olvidamos de los empujones que ha dado a lo largo de su carrera.

¿Cuántas veces nos encontramos con este tipo de actitudes en la empresa y en la vida? ¿Por qué todavía se promueven y toleran (e incluso en ocasiones se veneran) conductas de este tipo?

Cada vez que viéramos a alguien actuar de este modo, deberíamos pensar cuánto talento “ha sido empujado contra la valla”. Cuántos excelentes “ciclistas” se han quedado por el camino por la ambición personal de una persona. Cuántos proyectos se perderán por el camino o no llegarán a dar su máximo potencial por conductas de este estilo.

Más aun, en el mundo de la empresa, me cuesta entender que se tolere que ciertas personas dediquen su tiempo a cerrar el paso de los demás ¿Por qué?

Porque en la empresa todos los “ciclistas” compiten juntos por llegar a una meta común lo más rápido (y mejor) posible. La colaboración y el buen hacer de todos (la optimización de los recursos) es el único camino hacia el éxito de la compañía.

¿De qué le sirve a una empresa que alguien llegue primero, si eso provoca que 5 ni si quieran alcancen la meta?

Hoy se pide la inhabilitación de este ciclista. Pero ¿Cuantos Groenewegen hay todavía en las compañías empujando a sus compañeros?

No confundamos el ego con la ambición personal. Se trata de pedalear más rápido, no de que los demás lo hagan más despacio (o dejen de hacerlo). Si te van a adelantar sólo tienes dos opciones: pedalea más rápido, o deja paso.

Hemos de empezar a valorar más cómo se consiguen las cosas, y no sólo qué se consigue. El camino es tan importante como la meta.

¡Que tengas un buen día y si te ha gustado compártelo!

Groenewegen: Cuando el ego destruye el éxito colectivo (y el individual)

Destacado

Ducati: Reinventarse desde la Trinchera

No estás solo. En periodos de incertidumbre es común sentir que has perdido el rumbo, o que eres vulnerable. Pueden surgirte dudas sobre tu futuro, el de tu sector o el de tu compañía. Quizás tengas miedo de que tu puesto de trabajo pueda desaparecer, de que un robot realice tu trabajo, o de que tu empresa pueda desaparecer.

Estamos viviendo un periodo de Transición Económica y Tecnológica al que llaman de muchas formas: Cuarta Revolución Industrial, Digitalización, Robotización, Economía Verde… en definitiva, nos toca cambiar, y está en nuestras manos que sea para bien.

La historia se repite

A veces nos olvidamos de lo mucho que ya han vivido nuestros antepasados y de lo diferente que era el mundo hace tan sólo 15 años. Párate a pensar un momento en lo que has hecho hasta ahora en el día de hoy. Tu rutina está compuesta de productos y servicios que antaño parecían ciencia ficción.

Imagina si pudiéramos viajar al pasado y explicarle a alguien que tienes un smartphone; sería una experiencia cuanto menos divertida.

Haremos algo parecido. Hoy quiero ir que me acompañes al pasado para que podamos entender mejor el futuro. Te contaré una historia: una historia de resiliencia empresarial en tiempos de incertidumbre.

Para los aficionados al motociclismo y al diseño italiano, Ducati es una referencia mundial y emblema de deportividad. Aquellos amantes de las dos ruedas sueñan con conducir una de esas motocicletas rojas que se producen en la fábrica de Bolonia.

Es una empresa conocida en todo el globo por ser referente en su sector, pero lo que muchos no saben sobre Ducati es que se dedicó en sus inicios a a la fabricación de radios.

En los años 30 se dedicaban a la distribución de equipos y componentes de radiotecnología en Europa con gran éxito hasta que llego la guerra, terminó la paz y los esfuerzos de la familia Ducati con ella.

De ser bombardeados a la primera motocicleta

Durante la Segunda Guerra Mundial los bombardeos destruyeron su fábrica de Bolonia, y apenas unas pocas máquinas sobrevivieron a las explosiones. El futuro de la compañía era incierto.

Fabricar radios ya no era una opción para Ducati, por lo que había que reinventarse. Nada más terminar la guerra apostaron por sacar a la venta un pequeño motor de 1 caballo de potencia para acoplarlo en las bicicletas, ya que la mayoría de italianos tenían dificultades para adquirir un vehículo en una Europa en reconstrucción.

Creyeron que era una buena oportunidad de negocio ofrecer movilidad asequible en un periodo de postguerra. Ofrecer un producto diferente, en un sector en el que no tenían experiencia, y en un entorno económico desconocido para Ducati.

Fue un éxito. Al poco tiempo fabricaron su primera motocicleta completa, más tarde ganaron las principales competiciones de motociclismo del mundo, y poco después se convirtieron en un símbolo para los aficionados al motor.

Hoy en día sus motocicletas se venden en todo el mundo y ya trabajan para adaptarse a esta nuevo mundo que está llegando, dando sus primeros pasos hacia la movilidad eléctrica: todo un reto el intentar convencer a los aficionados a la mecánica y al rugido del motor de Ducati de que la movilidad eléctrica es el futuro.

No dejes que un futuro incierto, o que las dificultades te venzan. Es el momento de la resistencia, de ser perseverante con aquello por lo que llevas tiempo apostando o de reinventarte, lo que tú decidas, pero con determinación.

Quizás, después de todo, encontremos la manera de subirnos a esta ola de la Cuarta Revolución Industrial y hacer del mundo un lugar mejor. Está en nuestras manos que así sea.

¡Que tengas un buen día! y si te ha gustado compártelo entre tus contactos. Siempre es un buen momento para Cuidar tu Marca Personal.

También puedes invitarnos a un café y ayudarnos a seguir creciendo:

La Historia de cómo Ducati se Reinventó tras la guerra

SUSCRÍBETE

Se está procesando…
¡Bien! Ya estás en la lista.

Cargando…

Algo ha ido mal. Por favor, recarga la página y/o inténtalo de nuevo.

iPad mini MacBook Air IPHONE 11
undefined undefined
Publicidad: Pack Teletrabaja

Bienvenidos al Futuro

Despídete de la oficina, ha llegado la hora de Liberarte.


Trabajar desde casa 
(o desde donde queramos) es una realidad. No es una moda ni algo pasajero. Ha venido para quedarse.

undefined

Ya sea a marchas forzadas como consecuencia del Coronavirus, o por la cantidad de nuevos puestos de trabajo que van a aparecer en los próximos años, ir a la oficina pronto será cosa del pasado para una gran mayoría de personas.

Muchos puestos de trabajo no requerirán de nuestra presencia, nos guste o no, y hemos de aprender a sacarle el máximo partido a esta situación.

Más tiempo libre, no más atascos, menos gastos, menos estrés, mayor flexibilidad… Suena bien ¿verdad? Pero ¡cuidado! 

Toda época de cambio puede ofrecer cierta resistencia y alguna que otra dificultad. Posiblemente nos encontraremos ante diferentes retos asociados a trabajar desde casa, y es por eso que estamos aquí: para ayudarte en tu día a día, y que puedas sacarle el máximo partido a tener como oficina el mundo.

Ya seas un emprendedor que lleves tiempo trabajando desde cualquier lugar del planeta haciendo crecer tu empresa o como autónomo, alguien que esté acostumbrado a trabajar desde casa, o que estés empezando a conocer las particularidades de no ir a una oficina, en este espacio encontrarás a tu mejor compañero.

Hablaremos de Productividad. De cómo avanza el Mercado Laboral, y de cómo conciliar la vida personal y familiar sin dejar de lado las responsabilidades profesionales, y sin renunciar a una carrera exitosa o al éxito como empresario.

También estarás a la última en Innovación Empresarial, Tecnología y Finanzas. Te ayudaremos a Emprender, y también a seguir haciendo Crecer tu Negocio.

En definitiva estamos aquí para acompañarte al mañana, y que esta Cuarta Revolución Industrial , te lleve a donde quieras llegar.

¡Bienvenido al futuro!

¡Que tengas un buen día! y si te ha gustado compártelo entre tus contactos. Siempre es un buen momento para Cuidar tu Marca Personal.

También puedes invitarnos a un café y ayudarnos a seguir creciendo:

¡Bienvenido al Futuro! Trabaja con Libertad

SUSCRÍBETE

Se está procesando…
¡Bien! Ya estás en la lista.

Amazon Prime Day: Dos días de las mejores ofertas en Amazon

Como todos los años, Amazon ofrecerá grandes descuentos en tecnología y otros productos durante los próximos dos días. Este año el Amazon Prime Day te dará una vez más la oportunidad de adquirir la tecnología más avanzada (ordenadores, televisores, smartphones…) al mejor precio. Durante este martes día 13 y mañana día 14, si eres Amazon…

Parley for the Oceans, sacando el plástico de los mares y poniéndolo en tus pies

Hay empresas y organizaciones que nacen con un objetivo que va mucho más allá de generar beneficio (económico). Es el caso de Parley. Una organización que se sirve de la economía para cambiar el mundo. Ellos creen que el consumidor, con sus decisiones, puede moldear la realidad en la que vivimos y fomentar nuevos modelos…

Cargando…

Algo ha ido mal. Por favor, recarga la página y/o inténtalo de nuevo.

iPad mini MacBook Air IPHONE 11
undefined undefined
Publicidad: Pack Teletrabaja