¿Valoran las empresas la hipocresía?

El otro día me llamó un conocido lleno de ilusión para darme la noticia de que tenía una entrevista de trabajo. Se disponía a preparar dicha entrevista y quería comentarla conmigo.

Mi sorpresa llegó justo antes de que finalizara la llamada cuando se despidió con un:

Bueno, voy a prepararme para decir todas esas cosas bonitas que gustan en las empresas y a los entrevistadores.

Esta última frase me hizo pensar en sí realmente en recursos humanos nos estamos olvidando de lo más importante de nuestro rol: las personas.

Se dice que encontrar un trabajo es un trabajo en sí mismo, y es que hoy en día, si te descuidas puede que incluso acabes por cambiar de profesión hacia el ámbito de las artes escénicas.

¿Hay que ser hipócrita para conseguir un trabajo?

Desde luego que no debería ser así y se alienta a ser honestos pero ¿Qué se consigue cuando se hacen siempre las mismas preguntas sin intentar conocer a la persona que hay delante?

¿Por qué cuando se pregunta a un candidato, el entrevistador espera que le den “La respuesta correcta”? ¿Existe de verdad una sola pregunta (dejando de lado la parte técnica o “logística” del puesto) cuya respuesta adecuada podamos conocer de antemano?

Preguntas sobre tus los motivos que te llevan a trabajar en una empresa…

Si no aceptamos como válida otra respuesta que: es la empresa de mis sueños, o estoy loco por trabajar aquí, ¿De verdad estaremos facilitando un espacio de confianza que nos permita conocer si esa potencial relación profesional es beneficiosa para ambas partes, o por el contrario estamos abriéndole la puerta a la picaresca?

Por poner un ejemplo ¿Por qué es más lícito escuchar de alguien que va a trabajar duro porque le encanta la compañía (a pesar de que intuyamos que no es cierto), que otro que pueda decir que quiere darle lo mejor a su familia y que formar parte de esa empresa puede ayudarle en sus objetivos?

¿Valoran las empresas la hipocresía?

Dime tres fortalezas y tres debilidades

Todos tenemos un poco de todo, y mucho de nada. Desde luego destacan ciertas virtudes en nosotros sobre otras, y lo mismo sucede con los defectos.

Sin embargo cuando lees pautas para prepararte esta parte de la entrevista, todos coinciden en que debes destacar aquello que te hace apto para el puesto, y ocultar aquello que podría perjudicarte, ¿Por qué?

Todos hemos sido proactivos, reactivos, creativos, detallistas, organizados, rígidos, responsables e irresponsables alguna vez en nuestro puesto de trabajo. Nadie es perfecto ni todos los días son igual de buenos en el mundo de los mortales, y por eso nos comportamos de forma diferente en la empresa.

¿Qué valor tiene destacar aquellas virtudes que tienen relación para el puesto, y maquillar aquellos defectos que te pueden apartar de obtener el trabajo? ¿Por qué valoramos este tipo de respuestas artificiales? ¿No es en cierto modo hipócrita manipular quienes somos con el objetivo de obtener el trabajo deseado?

Y por último ¿Qué gana la compañía con toda esta escenificación? ¿No sería mejor procurar un buen ambiente de trabajo para que todo el que entre se sume a esa motivación común?

Debieran ser las empresas quienes empezaran a decir sus puntos fuertes y sus debilidades, y no los candidatos.

¿Qué tal en tus anteriores experiencias?

Reclutadores, managers, consultores, becarios… todos y cada uno de nosotros hemos conocido personas tóxicas en nuestro entorno de trabajo. Sin embargo gozan de la protección del “no hablar mal de tus anteriores experiencias”.

Estoy refiriéndome a alguien que abusa de la situación de poder para apropiarse del trabajo ajeno, minar la autoestima de su equipo para ejercer un mayor control sobre él, o que somete a un estrés muy poco saludable a sus compañeros.

Sorprendentemente a la hora de ser entrevistado no hay NADIE que te recomiende decir que estás buscando empleo porque hay alguien tóxico en tu entorno que te está haciendo la vida imposible. Esto hará saltar las alarmas y casi automáticamente serás descartado.

¿Qué hay de malo en querer encontrar un trabajo donde uno pueda ser feliz? ¿No encontramos en la propia felicidad la motivación perfecta de un candidato?

Por unos Recursos más Humanos

En la era de la Digitalización y de las Nuevas Tecnologías hemos de promover la autenticidad dentro de las organizaciones y, de vez en cuando, saltarnos el guion en el departamento de recursos humanos.

¿Cómo vamos a ser disruptivos si seleccionamos a las personas de manera mecánica? La selección de personal, si no quiere ser sustituida por un algoritmo, tiene que volverse más humana; más auténtica que nunca.

Cada persona es un mundo, y los prejuicios y las máximas sobre las que se valoran a los candidatos no son más que una barrera para conocer a la persona que tenemos enfrente.

Que los tópicos no nos impidan ver a la persona.

Aclarar que en este artículo se habla de generalidades y que, por supuesto, hay situaciones en las que las preguntas anteriores tienen cierto sentido. También es cierto que las entrevistas de trabajo, cuando están bien hechas, tienen una mayor profundidad de lo que he mostrado en este artículo.

Hay grandes profesionales en el mundo de la selección que hacen maravillosamente bien su trabajo, y no pretendo más que hacer una crítica constructiva con la que espero no haber ofendido a nadie.

Sólo he pensado en alto. Bajo mi punto de vista hay cosas que no funcionan o que podrían hacerse mejor.

GPT-3, La Tecnología que pone en Peligro a los Programadores

¿Es Nio una amenaza para Tesla?

Gestionar una crisis en la empresa y en la vida

10 Empresas de Robótica Que Cambiarán el Mundo

Utiliza un elevador para trabajar de pie y cuidar de tu espalda cuando teletrabajas

¿Valoran las empresas la hipocresía?

Destacado

Ducati: Reinventarse desde la Trinchera

No estás solo. En periodos de incertidumbre es común sentir que has perdido el rumbo, o que eres vulnerable. Pueden surgirte dudas sobre tu futuro, el de tu sector o el de tu compañía. Quizás tengas miedo de que tu puesto de trabajo pueda desaparecer, de que un robot realice tu trabajo, o de que tu empresa pueda desaparecer.

Estamos viviendo un periodo de Transición Económica y Tecnológica al que llaman de muchas formas: Cuarta Revolución Industrial, Digitalización, Robotización, Economía Verde… en definitiva, nos toca cambiar, y está en nuestras manos que sea para bien.

La historia se repite

A veces nos olvidamos de lo mucho que ya han vivido nuestros antepasados y de lo diferente que era el mundo hace tan sólo 15 años. Párate a pensar un momento en lo que has hecho hasta ahora en el día de hoy. Tu rutina está compuesta de productos y servicios que antaño parecían ciencia ficción.

Imagina si pudiéramos viajar al pasado y explicarle a alguien que tienes un smartphone; sería una experiencia cuanto menos divertida.

Haremos algo parecido. Hoy quiero ir que me acompañes al pasado para que podamos entender mejor el futuro. Te contaré una historia: una historia de resiliencia empresarial en tiempos de incertidumbre.

Para los aficionados al motociclismo y al diseño italiano, Ducati es una referencia mundial y emblema de deportividad. Aquellos amantes de las dos ruedas sueñan con conducir una de esas motocicletas rojas que se producen en la fábrica de Bolonia.

Es una empresa conocida en todo el globo por ser referente en su sector, pero lo que muchos no saben sobre Ducati es que se dedicó en sus inicios a a la fabricación de radios.

En los años 30 se dedicaban a la distribución de equipos y componentes de radiotecnología en Europa con gran éxito hasta que llego la guerra, terminó la paz y los esfuerzos de la familia Ducati con ella.

De ser bombardeados a la primera motocicleta

Durante la Segunda Guerra Mundial los bombardeos destruyeron su fábrica de Bolonia, y apenas unas pocas máquinas sobrevivieron a las explosiones. El futuro de la compañía era incierto.

Fabricar radios ya no era una opción para Ducati, por lo que había que reinventarse. Nada más terminar la guerra apostaron por sacar a la venta un pequeño motor de 1 caballo de potencia para acoplarlo en las bicicletas, ya que la mayoría de italianos tenían dificultades para adquirir un vehículo en una Europa en reconstrucción.

Creyeron que era una buena oportunidad de negocio ofrecer movilidad asequible en un periodo de postguerra. Ofrecer un producto diferente, en un sector en el que no tenían experiencia, y en un entorno económico desconocido para Ducati.

Fue un éxito. Al poco tiempo fabricaron su primera motocicleta completa, más tarde ganaron las principales competiciones de motociclismo del mundo, y poco después se convirtieron en un símbolo para los aficionados al motor.

Hoy en día sus motocicletas se venden en todo el mundo y ya trabajan para adaptarse a esta nuevo mundo que está llegando, dando sus primeros pasos hacia la movilidad eléctrica: todo un reto el intentar convencer a los aficionados a la mecánica y al rugido del motor de Ducati de que la movilidad eléctrica es el futuro.

No dejes que un futuro incierto, o que las dificultades te venzan. Es el momento de la resistencia, de ser perseverante con aquello por lo que llevas tiempo apostando o de reinventarte, lo que tú decidas, pero con determinación.

Quizás, después de todo, encontremos la manera de subirnos a esta ola de la Cuarta Revolución Industrial y hacer del mundo un lugar mejor. Está en nuestras manos que así sea.

¡Que tengas un buen día! y si te ha gustado compártelo entre tus contactos. Siempre es un buen momento para Cuidar tu Marca Personal.

También puedes invitarnos a un café y ayudarnos a seguir creciendo:

La Historia de cómo Ducati se Reinventó tras la guerra

SUSCRÍBETE

Se está procesando…
¡Bien! Ya estás en la lista.

Activistas de Wall Street

Durante las últimas semanas hemos visto como ciertos “activistas” se han revelado contra Wall Street izando la bandera de la revolución contra las grandes multinacionales que dominan el panorama económico mundial. Cada vez que la economía mundial se tambalea, el pueblo se intenta revelar contra las élites para cambiar el mundo. Wall Street siempre ha…

¿Próspero? Año 2021

Deseamos que 2021 sea un año próspero para todos. Ya no quedo mucho más que añadir respecto de 2020: un año para olvidar. O para no olvidar y tener muy presentes las lecciones que nos ha dejado de cara a los retos que, seguro, nos deparará el futuro. Han sido muchas las dificultades durante este…

Cargando…

Algo ha ido mal. Por favor, recarga la página y/o inténtalo de nuevo.

iPad mini MacBook Air IPHONE 11
undefined undefined
Publicidad: Pack Teletrabaja